Contribuir al bien público es un deber – GDFE